¿Querés comenzar a alimentarte de manera saludable? ¡Te damos algunos tips!

A la hora de pensar en una vida basada en la alimentación saludable, seguramente se te vienen millones de prejuicios y excusas para no comenzar con rutinas de buena alimentación. Algunas son, por ejemplo, que no tenés tiempo para cocinarte, que no querés pasar hambre, que te gusta comer todo tipo de variedad de comida, entre muchas otras. La verdad, es que son muchas las personas que padecen los mismos problemas y/o auto cuestionamientos, y de hecho, todo se reduce a que a lo largo de la vida les han propuesto dietas muy estrictas o a restringirse de un montón de alimentos que son ricos, a alimentarse con porciones muy pequeñas y que nunca producen saciedad, etc. Entonces, al ser la alimentación saludable tan sacrificada y aburrida, prefieren seguir con malos hábitos alimentarios, antes que exponer su cuerpo a esta tortura.

Como mencionamos, muchas veces cuando se piensa en alimentación saludable se lo relaciona directamente con dieta estricta. Y en realidad, si comenzás a comer sano no es necesario la tan rigurosa dieta, a no ser que tengas algún tipo de enfermedad que requiera de una alimentación muy específica y restringida. Comer saludable no es sinónimo de quedarte con hambre ni de comer solamente lechuguita.

En lo que refiere a alimentación saludable, descenso de peso, entre otras cosas, la terapia holística como la que practican en Integrative Health se presenta como una gran opción, ya que está relacionada con tratar al cuerpo de la manera más natural posible, teniendo como eje principal la mente, el cuerpo y el espíritu (al ser humano como un todo). De esta manera, los tratamientos son bien completos, mejorando así la salud integral.

Cuando hablamos de dietas o alimentación saludable relacionadas con la nutrición holística nos referimos a esto:

  • No hay restricciones de alimentos: Esto quiere decir que podés comer todo lo que desees pero en cantidades adecuadas. Si vas al cumpleaños de tu mejor amiga y querés comer torta, podes hacerlo, pero no es conveniente que comas 2 o 3 pedazos, con uno debería bastarte.
  • No hay que pasar hambre: Está prohibido pasar hambre, ¿no es genial? La clave está en saber elegir cuál es el alimento que vas a consumir cuando tenés hambre. Si a la hora de almorzar te comés una ensalada mixta con pollo, semillas, frutos secos, te garantizamos que te va a saciar por más tiempo, en comparación a “alimentarte” con algún tipo de snack o pizza.
  • Frutas, verduras y proteínas: Las mejores aliadas de este tipo de alimentación holística y saludable, ya que a la hora de los ataques de hambre son las mejores opciones para producir saciedad. Algunas de las fuentes de proteína que podés consumir son huevo, pescado, queso magro, entre otros.
  • Actividades en el exterior: Pasar muchas horas encerrados, trabajando, también influye en la alimentación y motivación por alimentarse correctamente. No es tan difícil salir al patio, por ejemplo, a tomar sol 20 o 30 minutos, lo que te aportará vitamina D, la cual es sumamente importante para el cuerpo. Igualmente, realizar actividades lúdicas en un parque mejorará tu humor notablemente.

Estos fueron solo algunos de los tips que siguen las dietas holísticas. Si querés obtener información sobre todo lo relacionado con este tipo de terapia, te recomendamos que ingreses a la siguiente página web http://medicinaintegrativayfuncional.com/tratamiento/1/andropausia, en la que encontrarás respuesta a todas tus preguntas.