Nuestro oasis para los turistas

En nuestros salones tenemos la suerte y el privilegio de conocer a gran cantidad de turistas nacionales e internacionales, que pasean por nuestra ciudad y nos confían anécdotas, impresiones y comentarios sobre sus experiencias diarias.

Así y casi sin querer nos convertimos en compañeros y cómplices de historias sobre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires inspiradoras. Pero también, nuestro restaurante es una pequeña caja de resonancia de los principales temas que preocupan o motivan a los hombres o mujeres que deciden visitar esta bella urbe. Y por eso nos enteramos de algunas de sus preocupaciones o inquietudes más comunes. 

Uno de los temas más recurrentes en los últimos tiempos son las opciones de transfer a Ezeiza desde Capital Federal que resulten confiables, económicas y seguras. Esta necesidad -cada vez más evidente y demandada- está relacionada fundamentalmente con los problemas que se hacen cada vez más intensos y determinantes, relacionados con la gran cantidad de vehículos circulando por las calles y otros inconvenientes que ocasionan la interrupción del tránsito. Algo que si bien es desalentado por las políticas públicas continúa siendo un problema a resolver.

Como sucede en todo el mundo, la cantidad de gente que habita, transita y circula por Buenos Aires, así como la gran cantidad de autos y medios de transporte público aumentan diariamente y complican el paisaje y la movilidad de quienes tenemos que movilizarnos desde y hacia ella. 

Por supuesto que este trayecto no es el único por el que nos consultan, también nos suelen preguntar por opciones del traslado Aeroparque Ezeiza y las mejores alternativas disponibles para concretarlo. Sin embargo, la preocupación y la curiosidad acerca de la movilidad en la ciudad es la más notable. Sabemos que los cortes de calles, desvíos, arreglos y otras cuestiones que alteran la normalidad de los vecindarios no solo estorban y molestan a los habitantes de CABA, sino también a quienes ocasionalmente nos visitan, cuya principal razón es recorrer y pasear. 

En este sentido, podemos decir con mucho orgullo y satisfacción que logramos ofrecer un espacio de distensión, relax y armonía para nuestros clientes. Ya que nos hemos propuesto -por así decirlo- ser un oasis en el medio del ritmo vertiginoso de la metrópolis. Sabemos, gracias al reconocimiento y la recomendación de nuestros usuarios que hemos logrado este objetivo.

Un ambiente ameno, tranquilo y familiar nos distingue. Lo acompañamos con una suave música, que acompaña pero no invade, e iluminación cálida en un espacio amplio y limpio, en el que es posible alejarse por un rato de los ruidos y el frenesí externo.

Podemos asegurar que nos distinguimos por brindar a los comensales un espacio diferente, en el que el tiempo parece detenerse y la comida es mucho más que un alimento. Es también una buena excusa para hacer una pausa, conversar con amigos o colegas y dejar aunque sea por un rato, los ruidos y el vertiginoso ritmo de la Ciudad.   

Cuando los viajantes nos recomiendan suelen mencionar el ambiente tranquilo y ameno como uno de nuestros beneficios adicionales al excelente menú y atención que nos caracteriza. Somos además elegidos como el lugar de reuniones o eventos especiales corporativos. Las empresas saben que quienes nos visitan encontrarán en nuestros ambientes un marco diferente y agradable para conversar sobre planes y proyectos de negocios.