Competidores y clientes en un mismo lugar

Como un restaurante, La Madeleine, establecido en la ciudad de Buenos Aires desde hace muchos años con un estilo muy porteño, tenemos una variedad de clientes maravillosos: los clientes de paso que vienen a tomar uno de nuestros ricos cafés, los que almuerzan todos los días con nosotros cuando salen de la oficina, los que están de paso y solo los vemos una vez, los que cenan después del teatro y hasta los competidores del rubro que nos eligen para merendar mientras charlan sobre algunos temas de trabajo.

Sí, aunque parezca extraño, muchos competidores en el rubro gastronómico nos visitan con frecuencia. Por ejemplo, el equipo de El Querandí (el famoso restaurante ubicado en una hermosa casona de San Telmo, que ofrece cena shows tangueras de alto nivel). Cuando lo hacen, meriendan con nuestras medialunas y budines hechos por nuestro maestro pastelero y disfrutan de los tostados tradicionales de jamón y queso que son una de las especializadas de la casa. Durante su estadía, siempre continúan trabajando y los vemos con sus notebooks charlando por al menos dos horas. Alguna vez se han quedado hasta la hora de una cena temprana, y tuvimos el placer de prepararles algunos de los platos más tradicionales de nuestro restaurante.

restaurantes san telmo

Sería muy inocente pensar que las personas que poseen y gestionan un local gastronómico solo comen en su propio negocio y no prueban otros lugares. Sin embargo, es verdad que los que estamos en este rubro somos muy exigentes. Por eso, nos hace felices poder recibirlos en nuestro local porque para nosotros es un gran halago que los competidores gastronómicos (aunque en diferentes especialidades) nos elijan para disfrutar de una comida o merienda. Les damos el mismo servicio que le ofrecemos a cada uno de nuestros clientes y estamos seguros de que es muy bueno porque siempre vuelven.