Competidores y clientes en un mismo lugar

Como un restaurante, La Madeleine, establecido en la ciudad de Buenos Aires desde hace muchos años con un estilo muy porteño, tenemos una variedad de clientes maravillosos: los clientes de paso que vienen a tomar uno de nuestros ricos cafés, los que almuerzan todos los días con nosotros cuando salen de la oficina, los que están de paso y solo los vemos una vez, los que cenan después del teatro y hasta los competidores del rubro que nos eligen para merendar mientras charlan sobre algunos temas de trabajo.

Sí, aunque parezca extraño, muchos competidores en el rubro gastronómico nos visitan con frecuencia. Por ejemplo, el equipo de El Querandí (el famoso restaurante ubicado en una hermosa casona de San Telmo, que ofrece cena shows tangueras de alto nivel). Cuando lo hacen, meriendan con nuestras medialunas y budines hechos por nuestro maestro pastelero y disfrutan de los tostados tradicionales de jamón y queso que son una de las especializadas de la casa. Durante su estadía, siempre continúan trabajando y los vemos con sus notebooks charlando por al menos dos horas. Alguna vez se han quedado hasta la hora de una cena temprana, y tuvimos el placer de prepararles algunos de los platos más tradicionales de nuestro restaurante.

restaurantes san telmo

Sería muy inocente pensar que las personas que poseen y gestionan un local gastronómico solo comen en su propio negocio y no prueban otros lugares. Sin embargo, es verdad que los que estamos en este rubro somos muy exigentes. Por eso, nos hace felices poder recibirlos en nuestro local porque para nosotros es un gran halago que los competidores gastronómicos (aunque en diferentes especialidades) nos elijan para disfrutar de una comida o merienda. Les damos el mismo servicio que le ofrecemos a cada uno de nuestros clientes y estamos seguros de que es muy bueno porque siempre vuelven.

Nuestros eventos corporativos preferidos

En La Madeleine tenemos mucha experiencia en organizar eventos en los que los desayunos, almuerzos y cenas están involucrados. Estamos orgullosos de nuestra creatividad y también de nuestro estilo porteño tradicional, sin dejar de estar abiertos a las innovaciones del mercado. Por ese motivo, cada año más empresas se acercan a festejar logros con nosotros.

Uno de nuestros eventos preferidos es organizar las fiestas de fin de año, porque podemos ser más creativos con el menú y además porque nos encanta ver a todos los miembros de una empresa disfrutar de los logros y apostar por la esperanza en los proyectos futuros. Eso es lo que nos pasó cuando organizamos la primera gran cena de fin de año para Electrofer, una empresa con más de veinte años de experiencia en la venta y distribución de materiales eléctricos.

El concepto de los directivos de Electrofer sobre esta celebración no era solo festejar los logros, sino también querían reforzar la idea de los valores de la empresa en todo el personal y crear nuevos vínculos humanos entre ellos y también como miembros de los distintos equipos de trabajo. Por ese motivo, lo primero que pensamos fue en la distribución de las mesas. Junto al sector de Recursos Humanos de la empresa organizamos los grupos que iban a compartir el evento. La parte más divertida para nosotros fue proponerles diferentes menús porque estaban decididos a brindarles lo mejor a sus empleados. Asimismo, tomar la decisión sobre si en la cena incorporaban vino y champagne de nuestra bodega exclusiva para el brindis final.

luces led para casa 

Como se divirtieron tanto y cumplieron los objetivos de la celebración, nos agradecieron el festejo y desde entonces los recibimos para los desayunos y almuerzos de trabajo que tienen lugar fuera de la empresa.

Encuentros profesionales para disfrutar de la comida porteña

La ciudad de Buenos Aires es cede de una gran variedad de eventos que organizan todos los rubros comerciales y artísticos que conviven en ella y en la Argentina en general. Gracias a la ubicación geográfica del restaurante La Madeleine, recibimos a una gran cantidad de clientes que vienen a almorzar o a hacer una pausa mientras asisten a algunos de estos eventos. Así conocimos a la gente de Uko Arquitectura, mientras participaban de una conferencia cerca del restaurante.

Aunque ellos se dedican especialmente al diseño y construcción de stands para eventos, se capacitan de forma integral y según nos contaron siempre están buscando nuevas herramientas y técnicas para actualizar su trabajo. Tuvimos una charla muy interesante con ellos mientras les preparábamos su pago el día que los conocimos. Por eso no nos sorprendió cuando los volvimos a ver nos pidieran que organizáramos una presentación de la empresa antes unos clientes potenciales.

diseño de locales comerciales

Necesitaban coordinar con nosotros no solo lo que íbamos a servir durante la presentación (un desayuno), sino también el lugar para hacerla porque iban a necesitar un poco de espacio adicional para las notebooks y otra tecnología que iban a utilizar ese día. Les mostramos todos los lugares disponibles hasta encontrar el rincón perfecto.

Tenían muy claro lo que querían: un desayuno sencillo pero especial, que no se necesitara de demasiado lugar para poder disfrutarlo mientras trabajaban. A nuestro desayuno porteño le agregamos algunos productos más elaborados, pero en un formato cómodo para comer sin interrumpir la reunión.

A pesar de que estábamos un poco ansiosos por ver cómo salía todo y revisar que los miembros de Uko Arquitectura tuvieran todo lo que necesitaban para la presentación, la reunión salió perfecta y pudieron desarrollar su propuestas sin inconvenientes, según nos contaron, con resultados muy positivos.