Cómo implementar un local de cerveza artesanal

Para los amantes de la cerveza, abrir un local que tenga como principal producto a esta milenaria bebida alcohólica es, tal vez, el uno de los mayores anhelos. Y es que esta puede ser la mejor decisión que un apasionado por la cerveza puede tomar, empezar su propio negocio de cerveza artesanal.

La planificación lo es todo en el mundo de los negocios y en el mundo cervecero no es la excepción; por ello, te brindamos algunos alcances que deberás tener en cuenta al momento de decidirte a abrir tu propio local de cerveza hecha en casa.

De por sí, empezar una pequeña empresa ya es difícil, más aún, las cervecerías son empresas que requieren mucho capital y deben contar con requisitos legales y permisos adicionales que no deberás dejar pasar.

Sin embargo, con una planificación adecuada, buenos niveles de financiación y mucho esfuerzo y tenacidad, es posible crear un negocio cervecero sin inconvenientes.

Equipamiento e infraestructura

Para empezar, la cervecería necesita de algunos equipos y herramientas esenciales, tales como tanques de almacenamiento, filtros, barriles, calderas, hervidores, transportadores, líneas de embotellado y enlatado, sistemas de enfriamiento, tanques de fermentación, etiquetadoras de botellas, tuberías y tubos, equipos de refrigeración, equipos de limpieza, sistemas de tratamiento de residuos y grifería, entre otros.

Si bien es posible obtener equipos a precios razonables, el tamaño de estos implementos va a determinar la capacidad de producción que se tenga para hacerle frente a la demanda.

Por ello, es recomendable realizar un presupuesto que considere equipos que puedan atender a la demanda, a fin de no perder ventas por exceso de pedidos.

Implementación del local

No es necesario establecer mucho espacio para la cervecería. Dependiendo del concepto, bastará con implementar un pequeño ambiente acondicionado con sillas y mesas de madera. Este material es el recomendado por representar a lo rústico y artesanal.

Para el tratamiento de la madera, la empresa Sthil recomienda darle un tratamiento de envejecido, utilizando barniz, cera incolora y una lija suave. Así, será posible obtener una apariencia de madera antigua, propia de los bares artesanales.

Otro tipo de mobiliario, como los estantes o anaqueles, también pueden ser trabajados de la misma forma, a fin de ofrecer un diseño estandarizado en el local.

La empresa Sthil también ofrece algunos equipos que pueden servir para realizar un tratamiento más especializado al mobiliario de madera. En el enlace https://sthil.com.ar/producto/cnc-series/ es posible ver las alternativas disponibles para el manejo de este material.

Permisos y autorizaciones

Por su parte, los permisos y autorizaciones es algo que no deberás pasar por alto. Dependiendo del lugar en el que se decida implementarlo, es probable que se requiera, además de la licencia de funcionamiento, algunos permisos especiales propios de la comercialización de bebidas alcohólicas.

Elaborar un buen producto y elegir la mejor ubicación para comercializarlo es la clave de este negocio cervecero; los altos márgenes de rentabilidad pueden convertir a este emprendimiento en una opción muy atractiva para cualquier apasionado por la cerveza.